3 pasos que necesitas para renovar tu estilo SIN cambiar todo tu guardarropa,

3 entrenamientos para fortalecer tu mente y renovar tu estilo en la nueva normalidad.

3 formas en las que el “estilo pandemia” afecta tu confianza y cómo solucionarlo

Share on facebook
Comparte

Puntos claves

  • ¿En este momento de tu vida tu imagen personal te está aportando seguridad y confianza en tí misma o al contrario te la está llevando al piso?
  • Tu imagen personal tiene efectos secundarios en cómo te siente que es más importante que cómo te ves.
  • En este video te comparto 3 formas en las que tu estilo personal puede estar afectando tu confianza y cómo solucionarlo.
  • Cuando logramos cambiar nuestro estado interno, sin depender de elementos externos, ahí es cuando la magia sucede y realmente empiezas a crear una nueva realidad personal
  • Quieres renovar tu estilo sin gastar un montón de tiempo y dinero? Ingresa tu nombre y tu correo para acceder al curso digital Neuro Style® Secrets con un descuento especial por tiempo limitado
  • Ya te transformaste con el método Neuro Style®? Celebremos juntas! Tómate una foto y taggéame para encontrarte en redes sociales.

Transcripción

Hola, soy Irene Jordan, creadora del método de Neuro style y hoy quiero empezar haciéndote una pregunta.

¿En este momento de tu vida tu imagen personal te está aportando seguridad y confianza en tí misma o al contrario te la está llevando al piso?

Hoy te quiero compartir tres formas en las que el estilo pandemia del último año a la fecha de este video pudo haber afectado tu confianza y cómo solucionarlo. Mira, tu imagen personal tiene efectos secundarios en cómo te sientes, no se trata solamente de cómo te ves y si algo me enseñó a mi este año es a vestirme por mi, no porque voy a salir o no salir, porque estoy yendo a la oficina o ya no, ah entonces ahora que vuelvo sí me vuelvo a preocupar por mi.

 No! Uno se viste porque quiere tomar el control de cómo te quieres sentir, es de las primeras cosas que haces todas las mañanas, por eso quiero compartirte estas tres cosas que me afectaron a mi durante la pandemia y sé que también a muchísimas de ustedes. 

  1. El aumento de peso:
    Este estilo pandemia en el que yo por lo menos me fuí a clima cálido no tenía ropa de clima cálido porque siempre estaba descalza, en vestido de baño, entonces al inicio pues yo creo que yo y muchas estábamos felices de no tenerme que arreglar, de no maquillar, yo decía igual nadie me va a ver, pero con el paso del tiempo empecé a ver estos efectos secundarios, como este primero qué es aumentar de peso.

    Yo hace mucho no me peso ni creo en las pesas, porque me parece que no ayuda a tener una relación sana con la comida, yo he luchado toda mi vida con este tema y por fin he llegado a unos principios que me ayudan y uno de esos es no pesarme, pero por lo menos antes tenia mis jeans, mi ropa, como para entender cómo estaba y si no me cerraban los jeans y hacer algo al respecto.

    Pero con este estilo pandemia, en el que sí estamos en clima frío estamos en leggings un suéter ancho, es como no querer ver lo que está ahí, como no quiero ni pensar, ni verme mucho al espejo y como estábamos sin distracciones, pues la única distracción y la única forma de cambiar el estado era con comida, entonces muchas de nosotras subimos de peso y cuando uno sube de peso, por lo menos a mi me pasa, la confianza se va al piso.

    Entonces, una forma de tener eso sin tener que estar obsesionada con la pesa es con tu estilo normal, hay que adaptar tu estilo a esta nueva normalidad, pero no seguir estando en los leggings y ropa super ancha o como yo que estaba en un pareo y ni siquiera me puse un pantalón en muchos meses y perdemos como esta noción de sentirnos agusto en nuestra propia piel. 

  1. La productividad:
    Una de las leyes del cerebro es la ley de la asociación, tendemos asociar ciertos elementos con ciertas actividades, por ejemplo hay gente que dice: “no, yo intento leer por las noches pero no puedo porque me quedo dormido”, ah y ¿dónde estás leyendo? “No, pues en mi cama”, claro, porque el cerebro sabe que la cama es para dormir, lo asocia a eso, de esa misma manera, nuestro cerebro asocia ciertas prendas y cierta forma de vestirnos con un estado productivo o un estado de descanso.

    Entonces, cuando tu empiezas a ponerte la ropa de los domingos para trabajar en el día a día, para reuniones importantes, para estar en modo productivo, esa asociación no se genera y es más difícil esa productividad y tendemos a emperezarnos, a procrastinar y eso ¿cómo afecta nuestra confianza?

    En la medida en la que procrastinamos se da el autosabotaje, yo tenía ciertas metas y no las empiezo a cumplir porque mi mente todo el tiempo me está jalando a: “no! estamos en modo descanso, no estamos yendo a la oficina, mejor no hagamos esto, mejor ponte hacer otra cosa”.

    Entonces, la ropa es una herramienta para también decirle al cerebro, es momento de trabajar, es momento de ser productivo y lograr lo que me propongo.
10 prendas básicas
que necesitas en tu armario para verte chic sin esfuerzp

3.La energía femenina:
No estoy hablando que la feminidad solamente está en una falda en “A”, tacones, color rosadito, eso no es feminidad, todos los seres sin importar qué género eres, tenemos una energía femenina y una energía masculina y en el balance de estas dos energías es que se da también el bienestar.

Parte de la energía femenina viene de la intuición, viene de la empatía, viene de la creatividad, la energía masculina bien aprovechada es cuando estamos enfocados, haciendo, de la autoridad, de las tareas muy específicas, entonces, claro, en la pandemia como nadie nos está viendo, como tendemos asociar que así nadie me vea ¿para qué me arreglo?

En vez de hacerlo por mí misma, claro, pues en la pandemia estuvimos muy enfocados en esa energía masculina de hacer, todo el tiempo era haciendo y trabajar y sentarme en el computador y hacer cuadros y hacer presentaciones y hacer videos y ejecutar y los niños y el colegio y el marido, la comida, los almuerzos; entonces, la energía femenina que es todo este tema más intuitivo, más de creatividad que muchas veces tu imagen personal te ayuda a desarrollarlo porque te obliga como a salir de esa zona de confort, como a intentar cosas diferentes, a sentirte, conectarte con las emociones de hoy cómo me siento, y entonces qué me voy a poner, se empieza a perder como esa conexión con nuestra energía femenina.

Aunque es un poco simplista reducir la energía femenina a una prenda, sí ayuda y hay prendas que nos ayudan a conectarnos con esta energía femenina, con la sensualidad, hay ciertos elementos como ponernos algún escote, un hombro destapado, ciertos colores que nos conectan como con esas emociones, que el color es energía al final y también un efecto químico en el cuerpo, entonces si no estamos y nos olvidamos de nuestra imagen personal porque empezamos asociarlo con algo superficial o con algo que solo hago si los demás me van a ver, estas cosas empiezan a suceder. 


Para resumirte, las tres cosas que hablamos fueron, el estilo pandemia pudo haber afectado tu confianza de tres formas. La primera, dijimos con aumentar el peso y desconectarte de sentirte agusto con tu propia piel, el peso es lo de menos, lo que es importante es sentirnos a gusto en nuestra propia piel y aveces la ropa es una manera de lograr eso, de mirarme al espejo, de sentirme atractiva, segura, poderosa.

La forma número dos es con la productividad, empieza a usar al menos un elemento que le mande esa orden al cerebro de que es momento de ser productivo, puede ser un blazer liviano, puede ser un accesorio geométrico, puede ser arreglarte un poquito, un poquito de maquillaje, o en el pelo y eso manda un mensaje de es hora de trabajar, no estamos en modo descanso, no estamos en modo fin de semana.

Y el punto número tres, es conectarte nuevamente con tu energía femenina, con esa sensualidad, con esa creatividad, con el tema de las emociones y cómo usar elementos externos para conectarte con esas emociones y poder elevar tu estado emocional, porque cuando logramos cambiar nuestro estado interno, sin depender de elementos externos, ahí es cuando la magia sucede y realmente empiezas a crear una nueva realidad personal. 

Cuéntame cuál de estos tres puntos te llegó más y si tienes alguna duda al respecto sobre cómo empezar a renovar tu estilo en este momento. Un abrazo de luz.

Share on facebook
Facebook

Entradas Relacionadas