3 pasos que necesitas para renovar tu estilo SIN cambiar todo tu guardarropa,

3 entrenamientos para fortalecer tu mente y renovar tu estilo en la nueva normalidad.

Estas 3 cosas te van a cambiar para siempre la forma de ver tu estilo

Share on facebook
Comparte

Puntos claves

  • Usa el estilo como una herramienta de comunicación de tu marca personal y  para tomar el control de cómo te quieres sentir
  • La importancia de dejar de hacer las cosas por los demás, por buscar una aprobación externa y empezar a hacerlo por TI.

Transcripción

Este es el cambio de paradigma que las invito a tomar hoy. Primero, que en vez de que tu atención esté en lo que no te gusta, en lo que no te gusta de ti, en lo que está mal con tu cuerpo, en lo que no has podido lograr, en lo que te hace falta versus todas las otras personas que sí lo tienen. Te invito a que redirecciones tu atención a lo que sí quieres.

A veces estamos tan enfocadas en lo que no queremos, en ese miedo, que activamos esos circuitos de supervivencia y el cerebro se la pasa prediciendo situaciones futuras que nunca suceden, que sólo están en tu mente porque están basadas en tus miedos. ¿Y por qué pasa eso? Porque tu atención está en lo que no quieres, en lo que qué miedo que me vaya a pasar esto. ¿Qué tal que me quede sin trabajo? Me subí de peso y ya no me voy a sentir atractiva. ¿Me miro al espejo todos los días y que veo?

En dónde está mi atención. Miren, vestirse es de las primeras actividades que uno hace todos los días. ¿Por qué no usarlo como una herramienta para empezar una rutina de poder que sea poderosa, que me haga sentir como yo quiero en lugar de ponerme lo primero que me encuentro? Porque pues como no salgo no, que importa y no me doy cuenta que es de las primeras cosas y que estoy condicionando mi mente a cómo va a ser el resto del día. El día que uno se arregla todo funciona, se siente súper bien, las cosa es diferente. ¿Por qué? Porque cuando tú tienes confianza en ti misma, cualquier otra habilidad la puedes desarrollar y parte de eso es usar todas las herramientas que tienes a tu disposición.

Entonces, primer cambio de paradigma, vas a observar cuando tu atención está en lo que no quieres. ¿Quieres ponerte una meta? Quieres un nuevo trabajo porque el que tienes no te gusta. En vez de pensar en lo que no quieres, empieza a pensar cómo quieres que sea tu estilo de vida, qué características le vas a asociar a ese trabajo y luego haces ingeniería inversa con intención. Una de las claves que vamos a ver hoy para no vivir simplemente como un robot haciendo las cosas porque sí. ¿Y un día te levantas a tus 70, 80, 90 años no importa o 30 y dices esto si es lo que yo quería hacer con mi vida? No soy, no soy feliz. De pronto estoy satisfecho, pero no estoy feliz. Entonces te invito a que vivas tu vida con más intención.

Segundo cambio de paradigma. En vez de que ver el estilo como un tema superficial que te confieso hasta a mí me pasó, por eso me metí al neurocoaching y por eso empecé a desarrollar este método. Porque lo confieso, en algún punto de mi vida yo decía ay, pero la imagen y eso qué importa? No, para qué hay cosas más importantes. ¿Nuevamente ese pensamiento es útil? Te está haciendo sentir como tú quieres, si realmente no te importa. ¡Buenísimo! Hay gente que realmente no le importa cómo se vea en el espejo. Se siente increíble sin una gota de maquillaje en pijama y se siente increíble. Excelente. Lo máximo. Sí, mientras las otras llegamos ahí, pues yo te invito a que lo dejes de ver como algo superficial y lo pases a ver como dos cosas.

Primero, una herramienta de comunicación, una herramienta para comunicar tu marca personal desde el momento cero y que no te toque que la gente te conozca un montón para que entienda el potencial, para abrir oportunidades profesionales, etcétera, etcétera. Y segundo y más importante aún, una herramienta para tomar el control de cómo te quieres sentires una herramienta sencilla para cambiar tu estado interno y tu estado interno. Simplemente es tu manera de pensar y tu manera de sentir. Te invito a que lo veas así!

Tercero, a que en vez de encasillarte y limitarte en que: no es que yo, a mí nunca, la moda nunca me ha gustado, no a mí mi mamá me metió que arreglarme, ¿eso para qué?  Que yo era muy inteligente para eso o, al contrario. Uy, no, es que a mí me metieron que, si no estaba perfecta y no, mejor dicho el maquillaje perfecto, súper producida, entonces no servía. Entonces en vez de quedarte en el pasado, tu pasado no tiene que definir el futuro. Y en vez de seguir enfocándote en lo que te pasó y que eso explica la razón por la que eres ahora y todas tus creencias limitantes, no, simplemente vamos a aprender a poner mi atención en los pensamientos que si me sirven y un pensamiento que si te sirve es este: el estilo es una habilidad y como cualquier habilidad se puede desarrollar. Por último, el verdadero cambio de paradigma es en vez de vestirte por los demás, hazlo por ti, porque esto nuevamente es un reflejo de otras áreas de tu vida. Entonces ah, pero es que yo para que me visto si no voy a salir, como así. ¿Entonces tú solo haces las cosas si los demás te van a validar externamente? Yo lo he hecho muchas veces. Es normal, es común, yo caigo en eso, pero lo importante es notar cuando estoy cayendo en hacer las cosas por los demás, por satisfacer al otro, por buscar esa aprobación externa y no por cómo me quiero sentir yo. Y por esa autoreferencia de lo que yo considere que está bien para mí en este momento. Listo, entonces ese es el cambio de paradigma que les quiero compartir.

Cuéntame cuál de esas tres es la que más ha resonado contigo. Y no olvides suscribirte a mi canal y dejarme tus preguntas. Un abrazo de luz ✨

3 pasos para renovarte
3 claves para renovar tu mente y tu estilo
Share on facebook
Facebook

Entradas Relacionadas