3 pasos que necesitas para renovar tu estilo SIN cambiar todo tu guardarropa,

3 entrenamientos para fortalecer tu mente y renovar tu estilo en la nueva normalidad.

3 patrones mentales que afectan tu marca personal

Share on facebook
Comparte

Puntos claves

  • La calidad de tus  patrones mentales puede afectar positiva o negativamente tu marca personal y el posicionarte como la mejor en lo que haces o no.
  • La comparación es la fuente de la ansiedad
  • “Mejor hecho, que perfecto”
  • Es importante que tomes responsabilidad de esa nueva realidad que quieres crear
  • Quieres renovar tu estilo sin gastar un montón de tiempo y dinero? Ingresa tu nombre y tu correo para acceder al curso digital Neuro Style® Secrets con un descuento especial por tiempo limitado
  • Ya te transformaste con el método Neuro Style®? Celebremos juntas! Tómate una foto y taggéame para encontrarte en redes sociales.

Transcripción

¿De 1-10 qué tan exitosa es tu marca personal? Mira, si la respuesta es menos de 8, muy probablemente la solución no solamente está en las cosas tácticas, en aprender marketing, en hacer todo ese tema, sino en tu mente, en los patrones mentales que has venido alimentando sin darte cuenta.

Hoy te voy a compartir tres patrones mentales que pueden afectar tu marca personal y posicionarte como la mejor en lo que haces. 

  1. La comparación:
    Mira, si tú vives en función de ¿qué hacen los demás? De ¿qué hace “mi competencia”? Y lo digo entre comillas porque yo no creo en eso, ¿quiénes crees que son las tres personas que más ven? Que se ven todas mis historias, todos mis posts, todos los cursos que hago, todos los posts que pongo, “mi competencia”. ¿Y qué pasa? No pasa nada.

    Mira, déjale a ellos esa obsesión por estar mirando ¿qué haces tú? ¿Qué no haces? ¿Qué sacaste? ¿Qué dices? ¿Cómo usar lo que tú estás usando?

    Tú concéntrate en ti, cuando tú te obsesionas con los demás, en vez de liberar esa magia que tienes dentro, que es lo que te hace única, que es lo que va a poder conectar con tu audiencia, lo que termina pasando es que te da ansiedad, la comparación, es la fuente de la inseguridad, si tú te la pasas comparandote con el de al lado, creeme, tu confianza se va a ir al piso.

    Entonces, cada vez que te des cuenta que estás comparándote, si no eres emprendedora, sino empleada, y estas: ah pero esta persona sí lo hace así y yo no, y ¿qué tiene? ¿Qué no tiene? Y yo no y su hoja de vida, y la mía, no, enfócate en ti, en encontrar tu superpoder, en comunicar tu magia y verás que el resto sucede, y verás cómo vas a poder crear algo único, innovador, diferente, que atraiga a las personas correctas a tu vida.

  2. El análisis – parálisis:
    Nos disciplinamos a la mente, a empezar querer tener toda la información antes de dar un paso y hasta que no tenga, mejor dicho, todo analizado, hasta que no esté todo absolutamente perfecto, entonces no me atrevo actuar y termino es auto saboteandome y empieza este círculo vicioso de:

    me propongo algo, pero entonces en el camino no lo hago y entonces después me culpo a mí misma, entonces mi confianza se va al piso, entonces menos, quiero empezar este proyecto que tengo y termino alejándome y alejándome de mis sueños.

    Así que te invito a identificar ¿cuándo estás cayendo en ese análisis – parálisis? En rumiar sobre un mismo pensamiento o dos decisiones, y ¿qué hago? Y ¿qué hago?

    Pero esto y lo otro y te quedas analizando y ahí quiero que te repitas este mantra que me inventé y que a mis estudiantes les encanta y es, bueno lo adapte de una cosa que oí seguramente, pero este es mío original, y es:


Mejor hecho, que perfecto”

Cuando te des cuenta que estás en eso, repitete “mejor hecho que perfecto”, y avanza.

3 pasos para renovarte
3 claves para renovar tu mente y tu estilo

3. El síndrome del impostor: especialmente a los emprendedores nos pasa un montón, a mi me pasó durante mucho tiempo y todavía lo siento a veces ¿Cuál es la diferencia? Que ya lo puedo notar en tiempo real y puedo reemplazar ese pensamiento por otro que sí sea útil al final, ¿Qué importa si es verdad o no? No te es útil.

El síndrome del impostor es cuando no te sientes suficientemente calificada todavía para hacer algo.

Tú sabes que las mujeres cuando nos dicen por ejemplo: postúlense a este cargo, eso salió de un estudio, las mujeres dicen: uy no, yo no estoy cualificada para hacer eso, en cambio los hombres dicen, a pesar de que pidan 15 años de experiencia y yo tengo 10 se postulan.

Nosotras no y ese síndrome del impostor, de que todavía me falta un curso, me falta aprender esto, todavía me falta más experiencia, todavía no se que y hasta que no tenga todo eso, entonces no actúo, me está impidiendo crear esa nueva realidad en mi vida.

Es importante que tomes responsabilidad de esa nueva realidad que quieres crear, que no esperes a que los demás lo hagan por ti o a que la vida pase, toma las riendas, dirige hacia ¿dónde quieres ir? Y encuentra ese norte y tarde o temprano vas a llegar.

Share on facebook
Facebook

Entradas Relacionadas